SEM Technology that gives you Superpowers

Si tu negocio depende totalmente de un sitio web, debes tener en cuenta que existen errores y debes evitarlos, el más común, el más temido…¡código 404!

Pero, ¿qué es un código 404?

Es un mensaje que aparece cuando un usuario intenta acceder a un sitio que no existe, este puede ser una página añadida en un sitio web o una landing completa. Significa que hay un enlace roto o la URL está mal especificada.

Es normal que cuando un servidor web no encuentra la página de destino se devuelve el estado HTTP 404. Lo mejor en estos casos es crear una página de error personalizada aportando información al usuario de qué debe hacer al no encontrar lo que estaba buscando.

Es muy importante evitar estos errores ya que será una mala experiencia de usuario, y al ver el error posiblemente no quiera volver a tu sitio, tu tasa de rebote aumentará y Google te puntuará negativamente.

Además de la mala experiencia podrás perder puestos en las búsquedas y tu posicionamiento adquirido se perderá.

Revisa estas causas por las que puedas tener este tipo de error:

  • URL mal escrita, trata de que tus url´s que promuevas tengan nombres sencillos
  • Contenido eliminado o trasladado, cuando hagas una actualización en tu web, trata de probar todos los enlaces y que no se te haya olvidado quitar uno.
  • Enlace incorrecto, es posible que un enlace te lleve a algún lugar que no esté configurado aún.

Además de este código, hay diferentes tipos que tal vez no estés tan familiarizado:

  1. Códigos de estado 100 (100 – 103): normalmente estos errores son informativos, únicamente saldrán internamente y nunca de cara del usuario.
  2. Códigos de estado 200 (200 – 204): a diferencia de los otros, estos códigos son positivos, significa que tu información se ha procesado correctamente o ha sido aceptada.
  3. Códigos de estado 300 (300 – 208): estos están relacionados con redirecciones. Se emplea este código para indicar que la página a la que se solicitó ir se ha movido y te lleva a otra de manera automáticamente. Es muy importante que tu sitio evita las redirecciones.

Para evitar estos problemas se debe hacer un análisis de tu sitio para saber si tus urls son saludables para tu sitio.